Le Meilleur conversó con Adrián Schiavello, director de Active Functional Training, un sistema de entrenamiento funcional aplicado a todas las áreas del acondicionamiento físico y alto rendimiento deportivo.

LM- Una de las preguntas que surgen al hacer actividad física es si lo estamos haciendo de manera correcta. ¿Es importante la corrección técnica?

AS- Nosotros nos proponemos repensar la corrección técnica en la actividad física y en el entrenamiento. A la hora de trabajar, nuestra premisa es entender que las personas hacen lo que mejor pueden en cada acción. 

LM- Como ustedes sugieren, hay una diferencia entre “lo hago mal” o “hago lo mejor que puedo”.

AS- Claro. Existe una diferencia entre el tradicional “hacer algo mal” y “hacer lo mejor que puedo”. En el ámbito del entrenamiento y la actividad física, muchas veces se cuestiona a la persona que “hace mal” un ejercicio. Más aún, el entrenador / profesor marca constantemente las posturas mal ejecutadas sin comprender realmente como esa comunicación negativa llega a esa persona.

LM- Entonces, ¿qué significa “hacerlo bien”?

AS- “Hacerlo bien” no sólo se trata de imitar técnicamente el movimiento deseado sino también de interpretar de la mejor manera la acción a realizar. En esa interpretación, la persona  realiza el ejercicio de la mejor manera que puede. Las habilidades y capacidades a cumplir están en la tarea a realizar y también en el foco con la que se la realiza sumado al entorno propicio para hacerlo. Si el entorno es “rígido”, es decir, si está bajo un estricto control técnico donde se marcan los errores constantemente, lo más probable es que muy pocas personas puedan continuar con esa actividad. Por el contrario, si el entorno es distendido, seguramente ayudemos a las personas a sentirse más cómodas en la actividad física.

LM-¿Cómo se logra ese entorno distendido?

AS- Para que un ambiente sea distendido, aplicamos el protocolo 3 x 1, es decir, marcamos las tres acciones que se están realizando correctamente y luego, la que hay que mejorar. Lograr realizar actividad física o un ejercicio dependerá en gran medida del corazón que pongamos en lo que hacemos. Mientras el “hacerlo bien” es algo que evaluarán los demás, el “hacer lo mejor que puedo” es la sensación que se obtiene en relación a la acción que se pide, por eso es importante que el desafío propuesto por el entrenador / profesor sea simple.

LM- De esta manera, es clave el rol del profesor.

AS- Por supuesto. Es el profesor quien logra generar las motivaciones y habilidades para realizar la actividad. Durante muchos años, se consideró que un buen entrenador / profesor era aquel que corregía a los clientes todo el tiempo. Hoy en día, sabemos que la actividad física se relaciona más con lo social y la empatía que se debe lograr. Por ello, es necesario tener en cuenta factores psicológicos que puedan generar la aceptación de la actividad física por parte del cliente, y la decepción y frustración que se generan con este sistema de correcciones.

Active Functional Training evidencia el nuevo rol del entrenador en la práctica de actividades deportivas: motivar a todas aquellas personas que buscan desarrollar sus capacidades y mejorar la seguridad en sí mismos. Entrenamiento tras entrenamiento, se observarán mejores resultados.

A3