Le Meilleur considera indispensable la labor social que desempeñan  los clubes de barrio a lo largo y ancho del país. Son instituciones deportivas y culturales que buscan recuperar valores perdidos y que protegen a nuestros chicos brindándoles contención a través del deporte y la actividad física.

Para que los clubes logren cumplir con sus objetivos es necesario que detrás de su estructura visible exista una gestión responsable y seria que encuentre en las estrategias empleadas el camino correcto para alcanzar una estabilidad no sólo económica sino también en lo que compete a infraestructura, planes deportivos y función social.

En este caso, analizaremos la gestión deportiva 2015-2017 de un club emblema del barrio de Caballito, el Club Ferro Carril Oeste, signado por la recuperación identitaria y el crecimiento deportivo. Conocer este tipo de información ayudará a que muchos otros clubes puedan seguir su ejemplo.

PLAN ESTRATÉGICO

Para revertir la situación alarmante con la que se encontró la nueva Comisión Directiva, los responsables de la institución definieron su misión, visión y valores a fomentar.

Misión

Contribuir a la formación integral de las personas, a través de la práctica deportiva, mejorando su calidad de vida y la cultura de sus semejantes en forma sostenida.  

Visión

Ser el mejor centro de formación y desarrollo deportivo de toda la Argentina, proyectando a los talentos deportivos para convertirse en referentes de la comunidad a la que representan.

Valores

Desde el club consideran que su misión y visión se han asentado en un conjunto de valores que dominaron la gestión 2015-2017.

Enmarcan la tarea institucional:
Excelencia. Compromiso social. Bien común. Responsabilidad. Respeto.
UNA CIUDADANÍA VIGOROSA

El proyecto realizado por Ferro Carril Oeste tiene como uno de los principales objetivos el promover una ciudadanía sana, de carácter firme, con un producto sentido de sus deberes cívicos. Para ello, se promueven espacios de prácticas deportivas, culturales y de recreación en forma masiva.

Los socios: la prioridad

El plan estratégico priorizó la incorporación de socios y su satisfacción. Mediante el compromiso y la pasión de sus Recursos Humanos, el club trabajó para obtener resultados cuantitativos y cualitativos en cada uno de sus programas. Exaltación de los más altos valores humanos.


POLÍTICAS DEPORTIVAS

Las políticas deportivas se concentraron en cuatro programas: Deporte Federado, Deporte Social, Recreativo y de Extensión Institucional.

Deporte Federado
Refiere a aquellos socios deportistas que condicionan su participación en relación a la competencia sistemática, institucional, respondiendo al binomio: escuela deportiva-equipo representativo: Ajedrez, Básquet, Béisbol, Fútbol, Futsal, Gimnasia Artística/ Rítmica, Handball, Hockey, Lucha Olímpica, Natación, Pelota Paleta, Tenis, Tenis de Mesa y Voley.

Deporte Social
Guarda estrecha relación con aquellos socios deportivos que asisten regularmente para mejorar o mantener su APTITUD FÍSICA “sin compromiso competitivo”: Educación Física Infantil, Fitness y Musculación, Judo, Karate, Patín, Racquetball y TKD.

Deporte Recreativo
Vincula a los socios deportivos que desean aprovechar su espacio de ocio y tiempo libre, pero sin ser el objetivo principal la mejora o mantención de de los niveles de aptitud física ni la competencia deportiva sistemática, como la tradicional colonia de vacaciones del club.

Deporte de Extensión Institucional.
Actividades abiertas y de interacción con la comunidad en general como Jardín Trencito Verde, Instituto Educativo Ferro Carril Oeste e Instituto del Deporte.